19 de agosto de 2017

Alerta: La ilegítima constituyente disuelve de facto la Asamblea Nacional en Venezuela



Este viernes 18 de agosto de 2017 la ilegítima y cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela ha decidido disolver de facto y por decreto a la elegida democráticamente Asamblea Nacional (AN) de ese país, luego de que la Junta Directiva de dicho organismo legislativo se negara a comparecer ante los constituyentes. Asimismo, la ANC ha dispuesto concentrar las funciones legislativas de la AN, despojándola así de cualquier función constitucional.

Desde la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD) manifestamos nuestro profundo rechazo a esta nueva acción arbitraria, venida desde el oficialismo del gobierno de Nicolás Maduro. La legitimidad de la ANC está totalmente puesta en duda, nacional e internacionalmente, por no haber sido convocada bajo los requerimientos legales necesarios y por el fraude electoral mediante el cual se eligieron los constituyentes. Por ende, la decisión de despojar de sus funciones a los diputados de la AN y disolverla es una clara muestra de autoritarismo que como red de organizaciones de la sociedad civil de la región, que defiende y reivindica los derechos humanos y los principios democráticos, condenamos y exigimos nuevamente al gobierno y a los miembros de la ANC restablecer el orden constitucional previo.

Por lo anterior, hacemos un llamado para que:
  1. Toda la comunidad internacional, tanto los gobiernos como a la sociedad civil de cada país, rechace este golpe institucional y respalde la Constitución de 1999 de Venezuela, así como el orden legal que ésta establece, el cual se ha visto maltratado y erosionado durante el último año por la crisis política y social que vive el país.
  1. Se liberen cuanto antes las personas que han sido privadas de su libertad por motivaciones políticas. Es totalmente inadmisible que América Latina haya presos políticos.
  1. La solución a la grave crisis que vive Venezuela se encuentre por la vía del diálogo y la concertación política entre todos los actores en disputa y, de ser necesario, con ayuda la comunidad internacional. Como organización de la sociedad civil estamos totalmente en contra de una intervención militar, así como de la represión que la Fuerza Pública de Venezuela ejerce sobre sus ciudadanos.
  1. La Asamblea Nacional Constituyente deje se usurpar las funciones de la Asamblea Nacional y de proceder arbitrariamente en materia legislativa.
La Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD) está profundamente comprometida con los derechos humanos y los principios democráticos, por lo que cualquier ayuda o muestra de solidaridad con el pueblo venezolano no se hará esperar. 


30 de julio de 2017

Comunicado del Coordinador General sobre la jornada del 30 julio en Venezuela

Comunicado del 30 de julio de 2017

Hoy en Venezuela acaba de perpetrarse un golpe a la democracia, a la Constitución vigente y a la ya lesionada institucionalidad del país. La Asamblea Nacional Constituyente, que el gobierno de Nicolás Maduro convocó en mayo pasado, acaba de consumarse y es el inicio seguramente de un recrudecimiento de su crisis y de la violencia política que viene azotando al país desde hace varios meses, misma que ha cobrado la vida de más de un centenar de personas.

Desde la Red Latinoamericana y del Caribe por la Democracia (REDLAD), como plataforma de organizaciones de la sociedad civil, de activistas, académicos, periodistas y líderes sociales, políticos y empresariales de la región, expresamos nuestro rechazo a lo acontecido hoy. No sólo a la elección arbitraria, amañada y maquillada de democrática y participativa de más de 540 constituyentes, sino sobre todo a la evidente masacre de opositores de esta jornada en la que se ha cobrado la vida, según algunos medios locales, de más de diez personas. Por lo que tememos que esta ola de violencia vaya en aumento.

Como REDLAD responsabilizamos al gobierno venezolano de incitar dicha violencia contra opositores y críticos de su gobierno, y hacemos un llamado a toda la ciudadanía venezolana en general, de cualquier espectro político, a defender los derechos humanos y los principios democráticos. También llamamos a los sectores de la oposición y al mismo gobierno a que privilegie el diálogo por encima de cualquier vía de hecho.

Por otro lado, exhortamos a la fuerzas de seguridad del Estado venezolano a que sus acciones se enmarquen siempre en el respeto por los derechos humanos y a la defensa del orden constitucional vigente. Las vidas de los venezolanos y venezolanas deben protegerse sin excusa alguna.

Asimismo, nos sumamos al grupo de países que han rechazado y desconocido, hasta el momento, la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, a saber: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, España, Estados Unidos, México, Panamá, Paraguay, Perú y la Unión Europea. Invitamos a que más países de la región y el mundo se pronuncien en el mismo sentido, así como a la sociedad civil organizada de las Américas.

Enrique Arturo de Obarrio
Coordinador General
REDLAD 

29 de julio de 2017

Comunicado del Coordinador General sobre constituyente en Venezuela

Una constituyente inconstitucional

Comunicado del 29 de julio de 2017

Este domingo 30 de julio del presente año puede quedar en la historia como el día en que en Venezuela se conjuró un gravísimo fraude a la democracia y un golpe a la institucionalidad, hasta ahora vilipendiada pero vigente, que se consagra en la Constitución de 1999.

El pasado 1 de mayo, el presidente Nicolás Maduro comunicó a la sociedad venezolana su decisión de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, según él, como vía para superar la ya profunda crisis y mantener la paz del país. Lo hizo invocando el artículo 347 de la Carta Política, el cual le da al Presidente la capacidad de hacer dicha convocatoria. Sin embargo, el mencionado artículo aclara que es el pueblo, como poder originario, quien debe decidir sobre la conveniencia o no de una constituyente. Esto último ha sido soslayado por el gobierno de Maduro, puesto que en ningún momento ha llamado a un referendo para consultar la voluntad del pueblo sobre ese particular. Por lo tanto, las elecciones de mañana domingo 30 de julio, en donde se pretende elegir a 540 constituyentes, están a todas luces viciadas y son inconstitucionales, bajo las leyes vigentes en Venezuela.

Lo anterior, no sólo ha sido denunciado desde los sectores de la oposición, como los partidos políticos que integran la Mesa de Unidad Democrática (MUD), sino incluso por varios líderes y políticos chavistas, como la Fiscal Luisa Ortega, el diputado del PSUV Germán Ferrer y los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia Danilo Mojica y Marisela Godoy. Asimismo, desde la Organización de Estados Americanos (OEA), el Secretario General, Luis Almagro, viene pronunciándose desde hace varias semanas contra la ilegalidad de la convocatoria a una Asamblea Constituyente.

Desde la sociedad civil organizada y la ciudadanía en general también hemos manifestado nuestro malestar por la decisión arbitraria y ladina del gobierno de Nicolás Maduro, toda vez que durante casi los últimos dos años lleva hostigando a la Asamblea Nacional y sus decisiones, en la cual ya no goza de las mayorías de otros tiempo desde que la MUD triunfó en las últimas elecciones legislativas. Maduro pretende pasar por encima del orden institucional, el mismo establecido durante los gobiernos de su otrora jefe Hugo Chávez, por medio de una Asamblea Nacional Constituyente amañada que viola los principios de representatividad, favoreciendo únicamente a los sectores oficialistas mediante bases comiciales.

Desde REDLAD hacemos un llamado a la comunidad internacional a desconocer los resultados que arrojen las elecciones de mañana 30 de julio; exhortamos una vez más al gobierno de Venezuela, en cabeza de Nicolás Maduro, a que reconsidere su decisión de una Asamblea Nacional Constituyente y a que respete la autonomía e independencia de la Asamblea Nacional de Venezuela. 

Enrique Arturo de Obarrio
Coordinador General
REDLAD

28 de julio de 2017

Informe final sobre Acompañamiento cívico electoral de REDLAD a la Consulta Popular de Venezuela el #16J


Con el objetivo de acompañar a la ciudadanía venezolana en la Consulta Popular del 16 de julio, REDLAD adelantó un proceso de acompañamiento cívico electoral que contó con más de 95 voluntarios en 22 puntos de votación en Venezuela y todo el mundo.

No se realizó una Observación Electoral de dicha Consulta dado que no se trató de una elección tradicional ni avalada por las autoridades electorales formales. No se evaluó la regularidad técnica de los comicios. Lo que se hizo, como organización fue acompañar una instancia que habilitaba al pueblo de Venezuela a expresarse.

El proceso representó un hecho de participación ciudadana nunca antes visto, que evidenció la necesidad del pueblo a expresarse. El ejercicio electoral se realizó en un marco caracterizado por la inédita violencia estatal y paraestatal, con más de cien venezolanos muertos por la represión, incluyendo el asesinato de una septuagenaria en Caracas cuando se disponía a participar en la Consulta Popular y dejando heridas a tres personas más.

En este contexto, la oposición impulsó este mecanismo de democracia directa, realizado en el marco de una aguda crisis institucional. Este proceso fue la herramienta a la que acudió la oposición política ante la proscripción y hostigamiento del gobierno de Nicolás Maduro.

El proceso general, más allá de sus limitaciones y desprolijidades, representa un hecho inédito de participación como se dijo anteriormente; se desarrolló en paz y sin incidentes que contrasta con la violencia estatal que sufren cotidianamente en Venezuela.

Felicitamos a las venezolanas y venezolanos por su compromiso democrático, por la resistencia que lleva a cabo contra un régimen autoritario que suprime derechos y secuestra la soberanía popular. Agradecemos además a voluntarios y voluntarias que apoyaron el proceso en todo el mundo.