13 de octubre de 2017

REDLAD le pone el OJO a Estados Unidos


#OJOREDLAD - Octubre de 2017

En esta ocasión desde REDLAD queremos llamar la atención sobre Estados Unidos, cuya situación social y política actual es preocupante en materia de derechos humanos para poblaciones con alto grado de vulnerabilidad.

Las últimas decisiones de sus autoridades ponen en peligro a la población afroamericana y sus distintos movimientos; su espacio cívico y su accionar como sociedad civil organizada en pro de sus derechos está siendo estigmatizada. Por otro, los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres estadounidenses han sido limitados por una reciente orden ejecutiva del presidente Trump.

Afroamericanos bajo la mira del FBI

El reconocido medio de comunicación Foreign Policy ha revelado recientemente un documento del FBI, escrito por la Unidad de Análisis de Terrorismo Nacional, que ha despertado gran preocupación entre activistas de los derechos humanos y sobre todo entre la comunidad afroamericana y sus movimientos, especialmente aquellas personas vinculadas a Black Lives Matter.

Dicho documento reza en uno de sus apartados lo siguiente: "El FBI evalúa que es muy probable que las percepciones de la Black Identity Extremist (BIE) sobre la brutalidad policial contra los afroamericanos estimulen un aumento de la violencia letal premeditada y represalia contra la aplicación de la ley y muy probablemente servirán de justificación para tal violencia”. “Black Identity Extremist” es un concepto creado por el mismo FBI para equiparar a activistas negros en pro de sus derechos con los supremacistas blancos. Algo que para muchos expertos, tanto en temas de seguridad nacional como en derechos humanos, no tiene mayor asidero, pues las causas que mueven a ambos actores son totalmente distintas. Asimismo, es curioso que dicha directriz del FBI esté fechada posterior a los hechos ocurridos en Charlosttesville, donde en agosto pasado se desataron enfrentamientos entre supremacistas blancos (grupos racistas) y ciudadanos contrarios a estos, entre ellos manifestantes afroamericanos.

Dice el medio de comunicación: el concepto de “Black Identity Extremist” (extremistas de la identidad negra) parece ser completamente nuevo. Foreign Policy encontró sólo cinco referencias al término en una búsqueda de Google; todos fueron a los documentos de aplicación de la ley sobre el terrorismo interno de los últimos dos meses. Una de esas referencias en línea es a la formación de la aplicación de la ley sobre la identificación de "grupos de terror interno y subculturas criminales subversivas identificados por los profesionales de la aplicación de la ley sobre una base diaria".

Lea el documento del FBI acá.

Monitoreo de prensa:

La anticoncepción de las mujeres bajo sospecha:  

El pasado 6 de octubre la administración de Donald Trump, a través de su Departamento de Salud, anuló una disposición de la ley sanitaria de su antecesor, en la que se obligaba a los empleadores y aseguradoras a proveer gratuitamente anticonceptivos a las mujeres. La nueva norma dispone que si este tipo de planes de control de natalidad va en contra de sus convicciones morales y religiosas, las empresas podrán negar ese servicio a las mujeres.

Lo anterior es visto por las organizaciones de la sociedad civil y las propias mujeres como una violación a sus derechos sexuales y reproductivos, y lo ven como un nuevo ataque a las libertades individuales. Por lo tanto, ya se anuncian demandas y otras acciones legales para frenar la medida del presidente Trump.

Monitoreo de prensa:

12 de octubre de 2017

Declaración y Pronunciamiento de Organizaciones, Pueblos y Naciones Originarias o Indígena de Abya Ayala



12 de octubre 2017

Diferentes Organizaciones, Comunidades, como Pueblos y Naciones Indígenas de Abya Ayala o de América coordinados en nuestras regiones, países y creando alianzas estratégicas con Pueblos, comunidades Afroamericanos y con organizaciones de la Sociedad Civil Declaramos:

Que tenemos la capacidad cultural, organizativa, productiva, para seguir avanzando en la defensa de nuestro territorio, de nuestros recursos naturales, de nuestra cultura, de nuestra Cosmovisión.

Que continuamos reproduciendo nuestra cultura, nuestras formas de vida, que hemos tenido la resiliencia para reproducir nuestros medios de vida en los ámbitos de la alimentación, de salud, de educación, de procuración de justicia, nuestras formas de autogobernarnos, en virtud de nuestra libre Autodeterminación como pueblos originarios

Declaramos que los índices de violencia, delincuencia, de homicidios han disminuido al establecer nuestras policías comunitarias, fomentado la procuración de justicia de impulsar nuestros Sistemas Normativos Indígenas, por lo mismo se viven con mayor seguridad, paz y armonía en nuestros territorios.

Que seguimos contribuyendo a la sociedad, a las grandes urbes, un ambiente sano, al defender y manejar nuestros recursos naturales. Que procuramos a estas mismas una forma de vida más sana, al evitar o reducir el uso de pesticidas y químicos. Que son las grandes empresas las que utilizan el glifosato y otros químicos que contaminan y ponen en grave riesgo a la madre tierra, la cuales dañan la salud de nuestros pueblos y nuestras familias.

Declaramos que no estamos en contra de aquellas iniciativas científicas, productivas, de innovación que contribuyan a mejorar nuestro ambientes, pero estamos en contra de todas aquellas empresas y gobiernos que más que buscar energía limpias o producción masiva para subsistencia alimentaria, promueven los monocultivos, como la soya transgénica, la palma africana, o megaproyectos como la extracción de minerales con las minas a cielo abierto o cerradas que vierten en nuestros ríos, mares y tierras químicos que contaminan y enferman, que con ello traen y provocan la muerte, resintiendo principalmente esto nuestros pueblos que dependen directamente y de primera mano de los recursos naturales. Que con todo su marco jurídico y sus constantes reformas jurídicas la cuales apoyan e incentivan   iniciativas de construir grandes obras como hidroeléctricas o aeropuertos, pretenden despojarnos de nuestros territorios y por ende de nuestros recursos naturales. 

En este largo caminar hemos tenido capacidad de resiliencia y de construcción de nuestra cultura, de defender nuestros derechos, de proteger nuestra identidad cultural, nuestros recursos naturales. Hemos sido capaces de construir procesos de vida y no de destrucción. Desmentimos que nosotros No somos los responsables de la contaminación de la destrucción de nuestros recursos naturales, por el contrario gracias a los conocimientos ancestrales de nuestros pueblos se defiende y se conserva de manera sustentable nuestros recursos naturales.

Declaramos que al igual que los pueblos y comunidades afrodescendientes o afroamericanos hemos sido sujetos de explotación de marginación, de la violación sistemática de nuestros derechos humanos y colectivos. Por lo mismo hemos establecido de manera espontánea o acordada formas de coordinación para acabar con la esclavitud, de luchar por la libertad, por nuestros territorios y derechos colectivos.

Declaramos que al igual que las comunidades afroamericanas que la pobreza, la extrema pobreza, la marginación y segregación No es nuestra responsabilidad. Exigimos que los Estados, Gobierno y Empresarios se retracten de seguirnos señalando y adjetivándonos que somos flojos, atrasados e ignorantes y de toda actitud de discriminación, porque detrás de este planteamiento está el racismo.

Declaramos que si bien la Organización Internacional del Trabajo a través del Convenio 169, o de Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas o de la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, esto NO es suficiente, requerimos de espacios propios en todas esas estructuras nacionales e internacionales se establezca una relación de equidad e igualdad.

Nos pronunciamos por:

1. Nuestra libre determinación de nuestros pueblos, para diseñar, planear, acordar e implementar nuestras formas organización, producir, realizar nuestras ceremonias, procurar nuestra justicia, para  El Buen Vivir para el Vivir Bien.

2. Nuestro Derecho a nuestros territorios y recursos naturales, como posesionarios, como propietarios originarios y ancestrales, como sus usufructuarios.

3.  Que los Estados y Gobierno reconozcan nuestros Sistemas Jurídicos o Normativos, para reglamentar, acordar y sancionar de acuerdo a nuestros usos y costumbres, a través de nuestras instituciones como son nuestros Consejos de Ancianos, Caciques  Comarcales, Jueces Indígenas, autoridades tradicionales e Intérpretes.

4. Porque los Estados, actúen en reciprocidad con respeto a nuestras formas de elegir a nuestras autoridades, representantes y reconocer a nuestros comunidades, municipios, regiones y estados como indígenas o afrodescendientes o afroamericanos.

5. Los Estados y Gobiernos, NO traten de imponer su visión educativa, nosotros también tenemos nuestras formas de capacitación y de enseñanza acorde a nuestra propia visión y de respeto a la humanidad.

6. Exigimos que los Estados y Gobiernos, NO actúen con su visión de exterminio de nuestras comunidades, tampoco de violencia, asesinatos, hostigamientos y represión generalizada y de manera individual o colectiva. Ya que también formamos parte de la sociedad.

7. Que NO renunciamos a nuestros derechos a la comunicación, a la información, al uso de todos los medios de comunicación que permitan el mejoramiento de nuestro Vivir Bien.

Por lo mismo nos Pronunciamos a no reconocer el 12 de octubre como un descubrimiento, tampoco como un encuentro de dos mundos. Tampoco promovemos el odio o el rencor por los atropellos, los genocidios las violaciones, o por los despojos, o por las injusticias de muchos órganos del poder judicial (de primera, hasta la suprema corte de justicia). Exigimos no únicamente el reconocimiento sino el respeto a Nuestros Derechos Colectivos y a nuestra LIBRE DETERMINACIÓN.

Para leer y descargar en PDF la declaración haga clic acá

_________________________________________________________________________

El Consejo Regional Indígena y Popular de XpujiL S.C. (CRIPX) es organización miembro de REDLAD, por eso hacemos eco de su pronunciamiento en esta fecha tan importante. 

Declaración de RELDAD sobre el 12 de ocubre

Mural de Diego Rivera

Somos diversidad 

Cada 12 de octubre es una oportunidad para reflexionar sobre nuestra historia y, sobre todo, sobre nuestro futuro. Hace más de 500 años esto que hoy llamamos América fue el escenario de un evento que marcaría de manera trascendental el tiempo y el destino de la humanidad. Puede decirse que la llegada de los españoles provocó un gran sisma del que todavía hoy no somos completamente conscientes ni tampoco nos hemos recuperado.

En esta fecha es preciso primero hacer memoria por las víctimas que durante 500 años han estado invisibilizadas; especialmente las pertenecientes a los pueblos originarios que fueron invadidos y despojados de sus territorios y sus riquezas, así como también las personas que fueron desarraigadas, secuestradas y esclavizadas desde África, las comunidades afrodescendientes. A ellas les debemos una conmemoración reflexiva y crítica de lo que la historia oficial ha osado llamar “descubrimiento de América”; un eufemismo para edulcorar los graves crímenes que suscitó la llegada de los españoles y posteriormente de otros colonizadores provenientes de latitudes europeas como: Gran Bretaña, Portugal y Holanda, principalmente.

Como Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD), en el marco del Decenio Internacional para los Afrodescendientes 2015-2024 y a un año de aprobada la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, queremos hacer un llamado a dicha reflexión, a reconocer que a pesar de todos los avaneces en materia de derechos humanos que se han logrado en los últimos años, todavía las personas afrodescendientes e indígenas siguen siendo comunidades a las cuales se les niegan condiciones para una vida digna en muchos territorios de nuestro continente. Asimismo, también ocupan un lugar en las estadísticas de pobreza y pobreza extrema de varios países de América Latina y el Caribe, como lo demuestran varios estudios hechos por la CEPAL en años anteriores.

Lo anterior, sin mencionar que también son objeto de racismo y exclusión de las dinámicas sociales, es decir, se les niega su entidad como sujetos políticos con el derecho de participar activamente en los escenarios de toma decisiones públicas.

Igualmente, hay otras comunidades y sectores de la población que, en mayor o menor medida, sufren de tratos discriminatorios o excluyentes por parte del statu quo cultural, social y político por diferentes motivos: etnia, raza, orientación sexual, creencias religiosas o espirituales, género, identidad, entre otras. Depende en gran medida del contexto nacional, por lo que debemos insistir en procesos de transformación; como sociedad civil organizada y comprometida con la defensa de los derechos humanos y principios democráticos es imperativo hacerlo.  

Finalmente, también es importante reconocer la riqueza y diversidad cultural que durante más de 500 años se ha generado por el proceso de mestizaje. Somos el continente en el cual, básicamente, el mundo ha convergido. Somos muchas cosas distintas a la vez, lo cual debe ser un potencial que debemos explotar y explorar a nuestro favor y asimismo sentirnos profundamente orgullosos.

Este 12 de octubre, desde REDLAD recordamos de dónde venimos porque es importante hacer memoria, conocer nuestra historia para no repetir los errores del pasado. Nos merecemos un futuro construido por todos y todas desde nuestras diversidades y diferencias.

6 de octubre de 2017

Alerta: la paz en Colombia debe proteger la vida de todas las personas


6 de octubre de 2017

Con el propósito de dar cumplimiento justo al capítulo cuarto del Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, los campesinos, en su mayoría afro e indígenas del municipio de Tumaco, en el departamento de Nariño, al sur de Colombia, realizaron una protesta pacífica en la que después de varios días de manifestación el pasado 5 de octubre agentes armados y uniformados del Estado hicieron uso indiscriminado de la fuerza cuando desde un helicóptero de la Policía Nacional se abrió fuego contra la comunidad, dejando como saldo nueve campesinos muertos y más de dieciocho heridos, entre los cuales hay menores de edad.

Desde la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD) manifestamos nuestro profundo rechazo a esta masacre contra la comunidad del río Mira en el municipio de Tumaco, ya que se violó por parte del Estado colombiano el derecho a la vida, a la integridad física y a la reunión pacifica consagrados en los artículos 4, 5 y 15 de la Convención Americana de Derechos Humanos, así como en la misma Constitución colombiana.

Por lo anterior, hacemos un llamado para que:

1. Toda la comunidad internacional, tanto los gobiernos como a la sociedad civil de cada país, rechace esta masacre que afecta gravemente la implementación de los Acuerdos de Paz.

2. Se conforme una comisión humanitaria internacional encabezada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para la verificación de estos lamentables hechos que cobraron la vida de campesinos indefensos, quienes se movilizaban para lograr una paz estable y duradera en sus territorios.

3. Que se abra un proceso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos para que este caso no quedé impune, se determine los responsables directos y se repare a la comunidad víctima de esta masacre.

REDLAD está profundamente comprometida con los derechos humanos y los principios democráticos en el hemisferio. Por lo tanto, cualquier ayuda o muestra de solidaridad con la implementación de los Acuerdos de paz en Colombia no se hará esperar.