Se reúne el Consejo Coordinador

En esta reunión se ratifica a Rosa Quintana como Coordinadora General interina y se incorpora a Hernando Viveros como Coordinador de Sub Región Norte.

Avances en la Coordinación de Pueblos Originarios

Encuentro en ciudad de Panamá.

Avances en Coordinación Afro

Reunión con representantes de organizaciones que trabajan en temas de salud de afrodescendiente en la región.

Incidencia ante la OEA

Preparación para la Cumbre de las Américas

9 de octubre de 2013

Declaración de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia con motivo del 12 de Octubre de 2013

Nueva imagen (1)


La Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD), conformada y respaldada por más de 520 Organizaciones de la Sociedad Civil de todos los países de la región, como miembros oficiales del Foro de Sociedad Civil de la Organización de Estados Americanos (OEA), y fungiendo como capítulo regional del Movimiento Mundial por la Democracia (WMD,por sus siglas en inglés), luego de la consulta con nuestras organizaciones y lideres de Pueblos Indigenas y Originarios, se une a la Memoria Histórica  del Día 12 de octubre de los Pueblos y Naciones Originarias o Indígenas  de América Latina y el Caribe:

Para las naciones y pueblos originarios de América Latina y del Caribe, este día no es de celebración sino de reflexión histórica. Es un día de auto reconocimiento como pueblos y naciones, pero sobre todo de denuncia, exigencia de la justiciabilidad de derechos  de la defensa de nuestro territorio, recursos naturales, culturales, sociales y jurídicos como sujetos de derecho.

Los Estados y gobiernos de América y de otros continentes continúan sin reconocer y menos el finiquitar  las Deudas Históricas que tiene con nuestros pueblos y naciones y la restitución de nuestros derechos.

Económicamente: extrajeron nuestras riquezas tanto en metales precios como oro, plata, y piedras preciosas, es decir saquearon y continúan saqueando nuestras minas, así como nuestros recursos naturales ya sea fauna o flora, desde árboles, y plantas medicinales,  hasta los límites de la biopiratería y la bioprospección.

Actualmente seguimos transfiriendo valor a los países desarrollados o modernos, pues seguimos proporcionando mano de obra barata y en condiciones de explotación extrema tanto en ciudades y en especial en las maquiladores, y en el campo con la recolección o cosechas. Al igual con los servicios de tipo eco sistémicos que generan bienestar a nivel internacional, pero que muchas de las veces somos desplazados de estos, así mismo de sus beneficios.  

Socialmente: nos siguen excluyendo de planes, programas, y proyectos, pues no existe una aplicación real del principio de Consulta Libre, Previa, e informada y participativa, y mucho menos a nuestro Consentimiento libre, e informado. Es al interior de nuestros territorios donde tenemos los más bajos IDH (Índice de Desarrollo Humano).

Toda acción que hacemos en la organización y defensa de nuestros territorios, es calificada como delito o crimen, por lo mismo hay cientos de indígenas presos o desaparecidos acusados como criminales sociales. En cambio se lleva a cabo el despojo de nuestros territorios por parte de empresas extractivas, con el beneplácito y justificación jurídica de los gobiernos en turno.

Culturalmente: muchas personas nos siguen viendo como un aspecto de folclor, y no como poseedores de una concepción y cosmovisión del mundo, tan válida como el de otras culturas. Son nuestros pueblos indígenas y comunidades las que aportan la riqueza cultural, gastronómica o biocultural en nuestro continente de ABYA YALA.

En cambio realizan grandes exposiciones y giras en museos, con nuestros legados que forman parte de nuestra identidad e historia, pero que insisten en negarnos su devolución.

En el transcurso de la historia ha existido la idea errónea de crear una sola raza, un proceso único de mestizaje, concepción que elimina lo multicultural y pluricultural de nuestro continente, que deriva en actitudes de exclusión, discriminación o en lo absurdo de racismo.

No se respeta la decisión de los pueblos no contactados, de aislarse y no aceptar la supuesta  “civilización”. Pero en cambio se inician procesos de reconocimiento y explotación de sus territorios por un bien común, que termina en el bien de los más ricos y poderosos. De esta manera y en nombre del Desarrollo se nos sigue despojando de nuestro territorio.

Políticamente: Insisten en imponer sistemas, formas de gobierno ajenas a nuestros usos y costumbres, que muchas de ellas violan sus propias leyes, justifican sus propias violaciones a los derechos humanos y a su vez niegan el sistema de leyes indígenas. Entendemos que las sociedades y culturas están siempre en constante movimiento, y por ende de cambio. Los pueblos y naciones indígenas no estamos ajenas a cambios y a fortalecer la democracia, pero no de cambiar los principios del  buen vivir- vivir bien con identidad.

Jurídicamente: muchos gobiernos y estados, No elevan a rango constitucional la Autonomías y Autodeterminación, ni aplican su aspecto vinculante del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), al igual con la Declaración de las Naciones Unidas y otros instrumentos internacionales que se declaran sobre los Derechos de los Pueblos y Naciones como derechos colectivos.

Por diferentes aspectos “legales” es mejor decir ilegales, cerca de 370 millones de indígenas de todo el mundo, han perdido o están en riesgo de perder sus tierras, territorios o recursos naturales debido a la inequitativa e injusta explotación en nombre del desarrollo, señala la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Biológica y ambientalmente continuamos contribuyendo al mejoramiento del medio ambiente –con oxígeno, agua, biodiversidad- y coadyuvando con nuestras acciones a mitigar cambio climático. Pero muchos países industrializados (que son los que consumen la mayor energía en todas sus modalidades y por ende contaminando) siguen sin realizar acciones verdaderas en contra de ello.  En cambio a nuestros  pueblos y naciones solamente nos otorgan programas y financiamiento mínimo. Pero en cambio nos imponen su visión de conservación sin considerar, el manejo de nuestros recursos naturales desde nuestra visión.  

Con los supuestos de abatir el déficit alimenticio, nos invaden y contaminan nuestros campos y nuestros cuerpos con la producción de transgénicos. Son nuestras comunidades las que siempre han cultivado a través de semillas nativas, métodos y técnicas de cultivo ancestrales, lo orgánico, lo biológicamente sano.

Reconocemos:

· Que es necesario cambiar algunas prácticas culturales para crear una verdadera equidad e igualdad de género en todas las actividades, instancias y formas de expresión de nuestros pueblos y naciones.

· Que la sociedad es multicultural y pluricultural, pero que es necesario fortalecer la interculturalidad de nuestros pueblos y naciones originarias o indígenas para fortalecer nuestra identidad.

· Así mismo reconocemos que es necesario que las jóvenes y jóvenes indígenas tengan una mayor participación en todas las instancias y estructura de gobierno indígena y el derecho a elegir su propio destino. 

· Que es cierto que es nuestra responsabilidad hacer valer nuestro derecho a ser sujetos de derecho a nuestros pueblos y naciones indígenas, y que en cada país  El Convenio  169 de la OIT, y la Declaración de las Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas tenga su declaración vinculante a rango Constitucional, pero es un deber y obligación de los gobierno generen los espacios de igual a igual. 

· Que debemos de propugnar por el reconocimiento de Salvaguardas Sociales y Ambientales que garanticen en cualquier acción y en primer lugar los derechos de los pueblos y naciones.

Por ello,

· Convocamos a todos los pueblos y naciones originarias o indígenas a unir esfuerzos  para construir unmovimiento internacional que nos permita fortalecer nuestras acciones, incidir y acceder a instancias de decisión en los niveles internacionales   crear espacios internacionales, regionales y locales, donde se reconozca la Declaración de las naciones unidades y detenga la violencia en nuestras comunidades, tengamos una incidencia real, transparente y definitoria en las políticas públicas.

· Instamos a todos los gobiernos a cambiar sus prácticas asistencialistas, paternalistas y a reconocernos de igual a igual, de sujeto de derecho a sujeto de derecho y como poseedores de derechos sobre nuestros conocimientos ancestrales.   

· Exigimos que los Estados y sus gobiernos No diseñen, y ejecuten programas al igual planes sin la  participación plena  y de consulta como del consentimiento previo libre e informado de los pueblos y naciones originarias o  indígenas.

· Finalmente, invitamos a todos los movimientos  por la democracia a crear los vínculos, espacios, necesarios para fortalecer los lazos de solidaridad y equidad en la lucha por la democracia para todos los pueblos de la América, sin exclusiones y sin excepciones.

Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia

secretariado@redlatinoamerica.org

7 de octubre de 2013

COMISION ESPECIAL DEL GOBIERNO DE VENEZUELA GENERA ACCIONES DE ESPIONAJE Y PERSECUCIÓN CONTRA DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS

Nueva imagen (1)

Octubre, 2013

El Secretariado Permanente de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (RedLad) alerta sobre la instalación de una Comisión Especial de la Asamblea Nacional de Venezuela integrada por diputados del partido oficialista PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela) y afines, en cuya acción conjunta con los cuerpos de inteligencia y seguridad del Estado venezolano, realizarán espionaje a Organizaciones de la Sociedad Civil defensoras de los derechos humanos.

Dicha Comisión, avalada por el gobierno del Presidente Nicolás Maduro, pretende recibir informes de asociaciones internacionales y Organizaciones de la Sociedad Civil venezolana que reciban financiamiento externo, en particular de los Estados Unidos. Los parlamentarios oficialistas, argumentaron que la iniciativa pretende apoyar la expulsión de diplomáticos estadounidenses realizadas por Nicolás Maduro.

Ciertamente, la persecución de activistas de los derechos humanos, continúa en Venezuela. Hace algunos años, el fallecido Presidente Hugo Chávez, efectuó una polémica Ley de Cooperación Internacional en la cual se debilitaba el financiamiento externo de las organizaciones ciudadanas dedicadas a la promoción de los Derechos Humanos. Igualmente, los continuos ataques gubernamentales, persecución de activistas, intromisión del poder ejecutivo sobre el judicial y la violencia de efectivos policiales contra activistas sigue latente en el país.

El Secretariado Permanente de la RedLad, plataforma de más de 520 organizaciones que promueven la democracia y el respeto permanente de los derechos humanos, Miembro Oficial del Foro de Sociedad Civil de la Organización de Estados Americanos (OEA) y Capítulo Regional del World Movement for Democracy (WMD):

·         Urge a los gobiernos democráticos del mundo para que condenen la persecución sistemática de la sociedad civil y la violación de derechos humanos en Venezuela.

·         Hace un llamado a la Sociedad Civil venezolana para que se manifieste en contra de la violación de sus derechos y libertades.

·         Rechaza el espionaje y las amenazas del oficialismo venezolano en contra de los activistas y defensores de los derechos humanos. 

Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia

secretariado@redlatinoamerica.org