Se reúne el Consejo Coordinador

En esta reunión se ratifica a Rosa Quintana como Coordinadora General interina y se incorpora a Hernando Viveros como Coordinador de Sub Región Norte.

Avances en la Coordinación de Pueblos Originarios

Encuentro en ciudad de Panamá.

Avances en Coordinación Afro

Reunión con representantes de organizaciones que trabajan en temas de salud de afrodescendiente en la región.

Incidencia ante la OEA

Preparación para la Cumbre de las Américas

13 de octubre de 2014

Declaración de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia con motivo del 12 de Octubre 2014.


La Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD), conformada y respaldada por más de 520 Organizaciones de la Sociedad Civil de todos los países de la región, como miembros oficiales del Foro de Sociedad Civil de la Organización de Estados Americanos (OEA), y fungiendo como capítulo regional del Movimiento Mundial por la Democracia (WMD, por sus siglas en inglés), se une a la Memoria Histórica  del Día 12 de octubre de los Pueblos y Naciones Originarias o Indígenas  de América Latina y el Caribe.
Para los pueblos y Naciones Indígenas, No hay identidad cultural, sino se expresa en un espacio, lugar o territorio. Muchas de nuestras culturas están identificadas con sus recursos o bienes naturales, porque son la raíz del origen de la expresión, de la forma de ver el mundo, de la forma de relacionarnos con la naturaleza, es nuestra cosmovisión.
Es en lo local, comunal, o municipal donde se expresa con mayor trascendencia las relaciones cotidianas de identidad cultural. Es con la vida diaria como se construye la identidad, al igual con los trabajos colectivos, así mismo con la producción de nuestra alimentación, al igual  con nuestras ceremonias tradicionales y sagradas, también con nuestra medicina tradicional.
Por lo mismo No podemos aceptar, ninguna reforma legal, social, económica, política que desvalorice, o minimice nuestros derechos culturales para quitarnos nuestros territorios.
No se puede hablar del bien común, de nación o de patria, cuando nos quieren quitar nuestro derecho a la tierra, a trabajar en ella, al manejo de nuestros bienes o recursos naturales.
No es con la supuesta civilización o de sociedades desarrolladas las que nos genera un buen vivir. No se puede  hablar del vivir bien, si en todo el mundo, diariamente vemos la pobreza, la marginación, la explotación, la discriminación.
Ante la mundialización, de la supuesta civilización y de la desaparición de lo personal, lo más importante es la identidad cultural y el territorio. 
Denunciamos
1) Que cesen las autorizaciones, prerrogativas a las grandes empresas o consorcios o grupos financieros de instalar cualquier tipo de empresa sin el consentimiento de nuestros pueblos.
2) Que muchos gobiernos extienden autorizaciones para la extracción o explotación de nuestros,  minerales a cielo abierto sin las prevenciones y estudios de impactos ambiental serios y profesionales.
3) Que gobiernos dejen de apoyar y autorizar la construcción de Complejos, Cadenas o Conjuntos Turísticos en los territorios de nuestros pueblos, o de amenazarnos  u obligarnos a desalojar nuestros territorios por la construcción de estos proyectos turísticos. Así que muchas de estas autorizaciones carecen de verdaderos estudios de impacto ambiental, y planes de riesgos que eviten daños a nuestros ríos, lagos, lagunas, naturaleza, para que no rompan el equilibrio ecológico        
4) Que muchos gobiernos, con la simple justificación de proveer alimentos para los millones de habitantes que poblamos la tierra, promueve y autoriza la producción de organismos genéticamente modificados, utilizando pesticidas que dañan la salud humana y de la naturaleza.
5) Que muchos gobiernos promueven la violencia institucional a través de sus órganos policiales o militares en todos sus niveles, vinculados al narcotráfico, en contra de las defensoras y defensores de nuestros pueblos indígenas.
6) Que la mayoría de los gobiernos con la supuesta construcción de infraestructura para el progreso (de los dueños de las grandes empresas) llámeseles carreteras, energía alternativa, hidroeléctricas, desaloja o arrebata las tierras de muchas comunidades indígenas.
7) Que muchos gobiernos inculpan a los indígenas y campesinos del cambio climático por el avance de la frontera agrícola en zonas aledañas a las áreas de reserva llámeseles parques o reservas de la biosfera. Conociendo que las causas verdaderas son las grandes producciones de automóviles, de granjas de ganadería mayor, del uso de insecticidas como el glifosato, aplicado a la soya transgénica y otras ramas de la producción. 
8) Así mismo que muchos gobiernos promueven programas ambientales, sin el consentimiento de nuestros pueblos, sin el protocolo y las salvaguardas  que garanticen nuestros derechos colectivos.
Este 12 de octubre, más que una celebración debe de ser un momento de exigir nuestros derechos históricos y sobre todo de nuestro derecho a la Tierra a tener nuestro territorio.     
Por ello,
· Estamos de acuerdo con el documento final de la Plenaria de Alto Nivel de la Asamblea General conocida como Conferencia Mundial sobre Pueblos Indígenas  celebrada el pasado 22 y 23 de septiembre celebrada en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, en solicitar que en la próxima Asamblea se participe directamente con una representación de los pueblos indígenas.
· Igualmente exigimos una representación directa de los Pueblos Indígenas en la próxima Convenciones de las Partes conocida como COP 20 a celebrarse en Lima, Perú el próximo 10 al 12 de diciembre del 2014.           
· Convocamos a todos los pueblos y naciones originarias o indígenas a unir esfuerzos  para construir un movimiento internacional que nos permita fortalecer nuestras acciones, incidir y acceder a instancias de decisión en los niveles internacionales   crear espacios internacionales, regionales y locales, donde se reconozca la Declaración de las naciones unidades y de otros organismo internacionales para ser vinculantes jurídicamente y detenga la violencia en nuestras comunidades, tengamos una incidencia real, transparente y definitoria en las políticas públicas.
· Instamos a todos los gobiernos a cambiar sus prácticas y programas asistencialistas, o paternalistas, a reconocernos de igual a igual, de sujeto de derecho a sujeto de derecho.   
· Exigimos que los Estados y sus gobiernos No diseñen, o ejecuten programas al igual planes sin la  participación real y plena, de los Pueblos a través de una consulta como del consentimiento previo libre e informado, como de una clara forma y especifica participación de los pueblos y naciones originarias o indígenas.
· Exigimos que los gobiernos cambien el sistema de producción mundial, por otro que ponga como prioridad el respeto a la vida y al manejo adecuado de nuestros recursos naturales, considerando como ejemplo las formas ancestrales de producción de nuestros pueblos.  
· Finalmente, invitamos a todos los movimientos  por la democracia a crear los vínculos, espacios, necesarios para fortalecer los lazos de solidaridad y equidad en la lucha por la democracia para todos los pueblos de la América, sin exclusiones y sin excepciones.

Declaración de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia con motivo del 12 de Octubre 2014.

logo chico

 

La Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD), conformada y respaldada por más de 520 Organizaciones de la Sociedad Civil de todos los países de la región, como miembros oficiales del Foro de Sociedad Civil de la Organización de Estados Americanos (OEA), y fungiendo como capítulo regional del Movimiento Mundial por la Democracia (WMD, por sus siglas en inglés), se une a la Memoria Histórica  del Día 12 de octubre de los Pueblos y Naciones Originarias o Indígenas  de América Latina y el Caribe.

Para los pueblos y Naciones Indígenas, No hay identidad cultural, sino se expresa en un espacio, lugar o territorio. Muchas de nuestras culturas están identificadas con sus recursos o bienes naturales, porque son la raíz del origen de la expresión, de la forma de ver el mundo, de la forma de relacionarnos con la naturaleza, es nuestra cosmovisión.

Es en lo local, comunal, o municipal donde se expresa con mayor trascendencia las relaciones cotidianas de identidad cultural. Es con la vida diaria como se construye la identidad, al igual con los trabajos colectivos, así mismo con la producción de nuestra alimentación, al igual  con nuestras ceremonias tradicionales y sagradas, también con nuestra medicina tradicional.

Por lo mismo No podemos aceptar, ninguna reforma legal, social, económica, política que desvalorice, o minimice nuestros derechos culturales para quitarnos nuestros territorios.

No se puede hablar del bien común, de nación o de patria, cuando nos quieren quitar nuestro derecho a la tierra, a trabajar en ella, al manejo de nuestros bienes o recursos naturales.

No es con la supuesta civilización o de sociedades desarrolladas las que nos genera un buen vivir. No se puede  hablar del vivir bien, si en todo el mundo, diariamente vemos la pobreza, la marginación, la explotación, la discriminación.

Ante la mundialización, de la supuesta civilización y de la desaparición de lo personal, lo más importante es la identidad cultural y el territorio.

Denunciamos

1) Que cesen las autorizaciones, prerrogativas a las grandes empresas o consorcios o grupos financieros de instalar cualquier tipo de empresa sin el consentimiento de nuestros pueblos.

2) Que muchos gobiernos extienden autorizaciones para la extracción o explotación de nuestros,  minerales a cielo abierto sin las prevenciones y estudios de impactos ambiental serios y profesionales.

3) Que gobiernos dejen de apoyar y autorizar la construcción de Complejos, Cadenas o Conjuntos Turísticos en los territorios de nuestros pueblos, o de amenazarnos  u obligarnos a desalojar nuestros territorios por la construcción de estos proyectos turísticos. Así que muchas de estas autorizaciones carecen de verdaderos estudios de impacto ambiental, y planes de riesgos que eviten daños a nuestros ríos, lagos, lagunas, naturaleza, para que no rompan el equilibrio ecológico       

4) Que muchos gobiernos, con la simple justificación de proveer alimentos para los millones de habitantes que poblamos la tierra, promueve y autoriza la producción de organismos genéticamente modificados, utilizando pesticidas que dañan la salud humana y de la naturaleza.

5) Que muchos gobiernos promueven la violencia institucional a través de sus órganos policiales o militares en todos sus niveles, vinculados al narcotráfico, en contra de las defensoras y defensores de nuestros pueblos indígenas.

6) Que la mayoría de los gobiernos con la supuesta construcción de infraestructura para el progreso (de los dueños de las grandes empresas) llámeseles carreteras, energía alternativa, hidroeléctricas, desaloja o arrebata las tierras de muchas comunidades indígenas.

7) Que muchos gobiernos inculpan a los indígenas y campesinos del cambio climático por el avance de la frontera agrícola en zonas aledañas a las áreas de reserva llámeseles parques o reservas de la biosfera. Conociendo que las causas verdaderas son las grandes producciones de automóviles, de granjas de ganadería mayor, del uso de insecticidas como el glifosato, aplicado a la soya transgénica y otras ramas de la producción.

8) Así mismo que muchos gobiernos promueven programas ambientales, sin el consentimiento de nuestros pueblos, sin el protocolo y las salvaguardas  que garanticen nuestros derechos colectivos.

Este 12 de octubre, más que una celebración debe de ser un momento de exigir nuestros derechos históricos y sobre todo de nuestro derecho a la Tierra a tener nuestro territorio.    

Por ello,

· Estamos de acuerdo con el documento final de la Plenaria de Alto Nivel de la Asamblea General conocida como Conferencia Mundial sobre Pueblos Indígenas  celebrada el pasado 22 y 23 de septiembre celebrada en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, en solicitar que en la próxima Asamblea se participe directamente con una representación de los pueblos indígenas.

· Igualmente exigimos una representación directa de los Pueblos Indígenas en la próxima Convenciones de las Partes conocida como COP 20 a celebrarse en Lima, Perú el próximo 10 al 12 de diciembre del 2014.          

· Convocamos a todos los pueblos y naciones originarias o indígenas a unir esfuerzos  para construir un movimiento internacional que nos permita fortalecer nuestras acciones, incidir y acceder a instancias de decisión en los niveles internacionales   crear espacios internacionales, regionales y locales, donde se reconozca la Declaración de las naciones unidades y de otros organismo internacionales para ser vinculantes jurídicamente y detenga la violencia en nuestras comunidades, tengamos una incidencia real, transparente y definitoria en las políticas públicas.

· Instamos a todos los gobiernos a cambiar sus prácticas y programas asistencialistas, o paternalistas, a reconocernos de igual a igual, de sujeto de derecho a sujeto de derecho.  

· Exigimos que los Estados y sus gobiernos No diseñen, o ejecuten programas al igual planes sin la  participación real y plena, de los Pueblos a través de una consulta como del consentimiento previo libre e informado, como de una clara forma y especifica participación de los pueblos y naciones originarias o indígenas.

· Exigimos que los gobiernos cambien el sistema de producción mundial, por otro que ponga como prioridad el respeto a la vida y al manejo adecuado de nuestros recursos naturales, considerando como ejemplo las formas ancestrales de producción de nuestros pueblos. 

· Finalmente, invitamos a todos los movimientos  por la democracia a crear los vínculos, espacios, necesarios para fortalecer los lazos de solidaridad y equidad en la lucha por la democracia para todos los pueblos de la América, sin exclusiones y sin excepciones.