21 de enero de 2015

MUERTE SOSPECHOSA DE FISCAL EN ARGENTINA

21 de enero 2015.
 
El Secretariado Permanente de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD) alerta sobre la muerte sospechosa del fiscal argentino Alberto Nisman, quién durante más de 10 años investigó el mayor atentado terrorista en la historia de Argentina y que a pocas horas de su defunción se presentaría ante el Congreso con supuestas pruebas de encubrimiento en contra de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner  y de altos mandatarios de su Gobierno.

Argentina, siendo el país con mayor población judía en Latinoamérica, en 1992 se convirtió por primera vez en blanco terrorista; una bomba en la Embajada de Israel dejó un saldo de 29 muertos y 242 heridos.  Dos años después, la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) de Buenos Aires sufrió un atentado, dejando a 85 personas sin vida y a 300 personas heridas.

Después de un largo tiempo de investigaciones, la justicia argentina incriminó al Estado Iraní por dar apoyo al grupo terrorista Hezbollah en el atentado de la AMIA. En 2007 Interpol ratificó las conclusiones de Argentina y ordenó la captura de los fugitivos.

Tras la negativa de Teherán sobre la extraditación de los acusados, en 2013 el gobierno de Cristina Kirchner firmó con el gobierno de Mahmud Ahmadineyad el Memorándum de Entendimiento Argentina-Irán, el cual fue aprobado en el poder legislativo nacional con un alto grado de oposición de los sectores no oficialistas fundamentalmente por dejar de lado parte de la jurisprudencia de la justica nacional y crear una Comisión de la Verdad integrada por ambos países que cooperaría en la investigación, desvalorizando lo avanzado por la justicia argentina. El objetivo de la administración nacional era avanzar en la investigación pero nunca entró en vigencia a falta de la aprobación del Parlamento Iraní.

Luego de meses, el 14 de enero del presente año, el fiscal Nisman denuncia que “la decisión deliberada de encubrir a los imputados de origen iraní acusados por el atentado terrorista del 18 de Julio de 1994, como surge de las evidencias halladas, fue tomada por la cabeza del Poder Ejecutivo Nacional, Cristina Elisabet Fernández de Kirchner e instrumentada, principalmente por el Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación, Sr. Héctor Marcos Timerman.

Así mismo, las pruebas examinadas revelan la intervención activa en el plan encubridor de varios sujetos con distintos grados de participación y responsabilidad que la pesquisa deberá precisar, entre los que cabe mencionar a Luis Ángel D’Elia, Fernando Luis Esteche, Jorge Alejandro “Yussul” Khalil, el Diputado Nacional Andrés Larroque, el Dr. Héctor Luis Yrimia y, un individuo identificado como “Allan”, que ha desempeñado un rol por demás relevante en los hechos, que responde a la Secretaría de Inteligencia de Presidencia de la Nación y según lo sugieren los indicios obtenidos, se trataría del Sr. Ramón Allan Héctor Bogado”. Luego de dicha acusación, miembros del poder ejecutivo y representantes del sector político descalificaron a la denuncia y al fiscal.

Alberto Nisman debía presentarse el 19 de enero por la tarde en el Congreso Nacional para explicar la denuncia y presentar las evidencias de su investigación. Pocas horas antes de la audiencia, fue encontrado muerto a causa de un disparo de un arma calibre 22, y las primeras pericias generan falta de certezas sobre la muerte del fiscal.

Frente a esta situación que afecta a las instituciones de la República Argentina, el Secretariado Permanente de la REDLAD, plataforma de más de 520 organizaciones que defienden la democracia y los derechos humanos, Miembro Oficial del Foro de Sociedad Civil de la Organización de Estados Americanos (OEA) y Capítulo Regional del World Movement for Democracy (WMD):
• Exige que se resguarden las investigaciones hechas por Nisman, que se le den seguimiento a las mismas y que los resultados a los que se arriben sean públicos.
•  Exige por el bien de la República y la Democracia argentina,  el  esclarecimiento de las circunstancias de la muerte del fiscal.
• Señala con preocupación la falta de nitidez del proceso de investigación que hubiera merecido el mayor atentado en la Argentina.
• Alerta sobre el accionar de los tres poderes, los partidos políticos y el manejo sesgado del caso por  la mayoría de los medios, tanto oficiales como opositores.
• Hace un llamado a la comunidad argentina e internacional a bregar por el mayor funcionamiento del Estado de Derecho en Argentina.

Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (RedLad).

Ver denuncia completa en: http://goo.gl/svQD2u