13 de marzo de 2015

ALERTA - CARTA ABIERTA A LOS GOBIERNOS DE LA REGIÓN ANTE SITUACIÓN EN VENEZUELA



12 de marzo 2015.

El Secretariado Permanente de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD) plataforma de más de 520 organizaciones que defienden la democracia y los derechos humanos, Miembro Oficial del Foro de Sociedad Civil de la Organización de Estados Americanos (OEA) y Capítulo Regional del World Movement for Democracy (WMD), expresa su preocupación por la omisión de los gobiernos de la región ante la crítica situación en Venezuela.

En reiteradas ocasiones hemos señalado las acciones del régimen venezolano para deslegitimizar y callar a todo aquel que piense diferente: desde violaciones a los derechos a la libertad de expresión mediante el cierre de medios, la persecución a periodistas, o la limitación de los derechos de asociación y reunión con persecución y amenazas a defensores y organizaciones de la sociedad civil, la judicialización de la protesta y actos de censura a protestas pacíficas, pasando por violaciones a los derechos humanos en varios niveles, persecución a la oposición y encarcelamiento de sus líderes, hasta la legalización de instrumentos con fines mortales para “evitar desordenes”.

Hemos denunciado la falta de independencia de las instituciones en Venezuela y la radicalización del discurso político que lleva a escenarios y climas preocupantes de incitación a la violencia.

Desde la entrada en vigencia de la Resolución No.008610 del Ministerio de Defensa, en un lapso de ocho días (del 17 hasta el 24 de febrero), se registraron más de seis casos “aislados” de jóvenes muertos por balas. Aunque hasta el momento sólo ha podido comprobarse la participación de funcionarios de la fuerza pública en un único caso, cuatro familias implican abiertamente al gobierno.

Además, hemos recibido reiteradamente denuncias de acusaciones en participación y/o liderazgo de supuestos planes de desestabilización, golpes económicos y de magnicidio, las cuales nos llenan de una sentida preocupación al ver los notables intentos del régimen por la ilegalización de la oposición democrática o la justificación de la violencia. 

A todo esto podemos sumar el poco respeto a la vida que muestran públicamente los altos dirigentes del partido en Gobierno. Recientemente, el Embajador de Venezuela ante la Organización de los Estados Americanos, Roy Chaderton, se burló de los disparos a los miembros de la oposición y a los jóvenes, alegando que la penetración de la bala en la cabezas de estos era más fácil debido a su “vacío de contenido” en la bóveda craneana.

Apoyamos plenamente la misiva enviada por 33 organizaciones de Derechos Humanos de las Américas a UNASUR el 06 de marzo de 20015, en la que expresan su preocupación por el deterioro de la situación de derechos humanos en el país y la represión de las autoridades del Estado ante la conflictividad social y solicita a UNASUR “contribuir para el pleno respeto de los derechos humanos y el restablecimiento del diálogo entre los actores políticos y las fuerzas sociales venezolanas” y plantean varios puntos que deben ser tomados en cuenta por UNASUR si realmente quiere aportar a la paz en Venezuela y no ser colaborador de una crisis que se va extendiendo.

Consideramos que cualquier esfuerzo es valioso si va encaminado a apoyar el diálogo y a lograr un respeto por los principios democráticos y los derechos humanos. UNASUR puede ser útil si mantiene independencia y se enfoca en un respeto a todas las partes, con respeto a la oposición e incluyendo a presos políticos, sociedad civil y otros actores en el país. Es fundamental traer a las negociaciones a la Organización de Estados Americanos, que a diferencia de UNASUR tiene experiencia en este tipo de negociaciones y además cuenta con un Sistema Interamericano de Derechos Humanos. De igual forma consideramos fundamental el papel activo que deben tomar todos los gobiernos de la región.

Es por esto que el Secretariado Permanente de la REDLAD externa su preocupación por la descomposición social que va más allá del hecho político e insta a los Gobiernos de la región a que tomen cartas en el asunto en estos crímenes sistemáticos que se han vuelto crímenes contra la humanidad.
 
Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (RedLad).