13 de marzo de 2015

Comunicado de la FDTJ sobre las elecciones de El Salvador

LA FUNDACIÓN DEMOCRACIA, TRANSPARENCIA, JUSTICIA

Ante las evidentes deficiencias demostradas en la administración de los comicios legislativos y municipales de El Salvador celebrados el 1 de marzo, por este medio SEÑALA:
  
1.  Que valoramos la valentía de todos los salvadoreños que acudieron a las urnas el 1 de marzo y la madurez cívica demostrada ante el retraso en el procesamiento de los votos que hasta la fecha ha imposibilitado conocer los resultados definitivos de los comicios.

2. Que creemos que a pesar de los avances en el proceso democrático en El Salvador, aún persisten debilidades en el sistema electoral. Seguimos con preocupación la defectuosa administración de las recién pasadas elecciones, la cual ha causado naturales inquietudes entre las diferentes fuerzas políticas, pero sobre todo dudas sobre la transparencia, eficiencia y credibilidad del proceso electoral entre los ciudadanos.
 3. Que el retroceso en administración del proceso electoral por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE) es inaceptable. Se cometieron por ejemplo en una serie de errores que resultaron en la incapacidad de procesar y transmitir los resultados preliminares, con lo cual el TSE obvió una fase, violando la ley electoral.

4. Que el proceso ha adolecido de  problemas antes, durante y después de los comicios, entre los que destacan los defectos en la logística y tecnología empleada, la falta de capacitación y desconocimiento de las Juntas Receptoras de Votos (JRV) sobre cómo hacer el conteo de los votos y las fallas claras en los simulacros previos que no fueron resueltas antes de las elecciones.

Por lo antes expuesto:
 1. Llamamos a los salvadoreños a mantenernos vigilantes de la garantía a nuestros derechos políticos y, en particular, de que se respete nuestra voluntad manifestada en el voto.

2. Exigimos al Tribunal Supremo Electoral garantizar que se concluya el conteo de los votos respetando la voluntad popular y dentro del marco de la ley, adoptando todas las medidas necesarias que preserven su transparencia y confiabilidad.
  
3. Instamos a los salvadoreños a emprender la urgente revisión del régimen constitucional y legal en materia electoral, a fin de que:
  • Se separen las atribuciones jurisdiccionales de las administrativas en la autoridad electoral, promoviéndose de esta forma la modernización del Tribunal Supremo Electoral.
  • Se consagre la profesionalización del cuerpo técnico de las autoridades electorales sobre la base del mérito y la idoneidad, fortaleciéndose de esta forma su independencia.
  • Se preserven las reformas de voto por rostro y voto cruzado que han constituido un avance democrático por ser modalidades que le permiten al votante ejercer el sufragio con mayor garantía de libertad en su derecho de opción.
  
San Salvador, 13 de marzo de 2015