12 de octubre de 2017

Declaración de RELDAD sobre el 12 de ocubre

Mural de Diego Rivera

Somos diversidad 

Cada 12 de octubre es una oportunidad para reflexionar sobre nuestra historia y, sobre todo, sobre nuestro futuro. Hace más de 500 años esto que hoy llamamos América fue el escenario de un evento que marcaría de manera trascendental el tiempo y el destino de la humanidad. Puede decirse que la llegada de los españoles provocó un gran sisma del que todavía hoy no somos completamente conscientes ni tampoco nos hemos recuperado.

En esta fecha es preciso primero hacer memoria por las víctimas que durante 500 años han estado invisibilizadas; especialmente las pertenecientes a los pueblos originarios que fueron invadidos y despojados de sus territorios y sus riquezas, así como también las personas que fueron desarraigadas, secuestradas y esclavizadas desde África, las comunidades afrodescendientes. A ellas les debemos una conmemoración reflexiva y crítica de lo que la historia oficial ha osado llamar “descubrimiento de América”; un eufemismo para edulcorar los graves crímenes que suscitó la llegada de los españoles y posteriormente de otros colonizadores provenientes de latitudes europeas como: Gran Bretaña, Portugal y Holanda, principalmente.

Como Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD), en el marco del Decenio Internacional para los Afrodescendientes 2015-2024 y a un año de aprobada la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, queremos hacer un llamado a dicha reflexión, a reconocer que a pesar de todos los avaneces en materia de derechos humanos que se han logrado en los últimos años, todavía las personas afrodescendientes e indígenas siguen siendo comunidades a las cuales se les niegan condiciones para una vida digna en muchos territorios de nuestro continente. Asimismo, también ocupan un lugar en las estadísticas de pobreza y pobreza extrema de varios países de América Latina y el Caribe, como lo demuestran varios estudios hechos por la CEPAL en años anteriores.

Lo anterior, sin mencionar que también son objeto de racismo y exclusión de las dinámicas sociales, es decir, se les niega su entidad como sujetos políticos con el derecho de participar activamente en los escenarios de toma decisiones públicas.

Igualmente, hay otras comunidades y sectores de la población que, en mayor o menor medida, sufren de tratos discriminatorios o excluyentes por parte del statu quo cultural, social y político por diferentes motivos: etnia, raza, orientación sexual, creencias religiosas o espirituales, género, identidad, entre otras. Depende en gran medida del contexto nacional, por lo que debemos insistir en procesos de transformación; como sociedad civil organizada y comprometida con la defensa de los derechos humanos y principios democráticos es imperativo hacerlo.  

Finalmente, también es importante reconocer la riqueza y diversidad cultural que durante más de 500 años se ha generado por el proceso de mestizaje. Somos el continente en el cual, básicamente, el mundo ha convergido. Somos muchas cosas distintas a la vez, lo cual debe ser un potencial que debemos explotar y explorar a nuestro favor y asimismo sentirnos profundamente orgullosos.

Este 12 de octubre, desde REDLAD recordamos de dónde venimos porque es importante hacer memoria, conocer nuestra historia para no repetir los errores del pasado. Nos merecemos un futuro construido por todos y todas desde nuestras diversidades y diferencias.