12 de octubre de 2017

Declaración y Pronunciamiento de Organizaciones, Pueblos y Naciones Originarias o Indígena de Abya Ayala



12 de octubre 2017

Diferentes Organizaciones, Comunidades, como Pueblos y Naciones Indígenas de Abya Ayala o de América coordinados en nuestras regiones, países y creando alianzas estratégicas con Pueblos, comunidades Afroamericanos y con organizaciones de la Sociedad Civil Declaramos:

Que tenemos la capacidad cultural, organizativa, productiva, para seguir avanzando en la defensa de nuestro territorio, de nuestros recursos naturales, de nuestra cultura, de nuestra Cosmovisión.

Que continuamos reproduciendo nuestra cultura, nuestras formas de vida, que hemos tenido la resiliencia para reproducir nuestros medios de vida en los ámbitos de la alimentación, de salud, de educación, de procuración de justicia, nuestras formas de autogobernarnos, en virtud de nuestra libre Autodeterminación como pueblos originarios

Declaramos que los índices de violencia, delincuencia, de homicidios han disminuido al establecer nuestras policías comunitarias, fomentado la procuración de justicia de impulsar nuestros Sistemas Normativos Indígenas, por lo mismo se viven con mayor seguridad, paz y armonía en nuestros territorios.

Que seguimos contribuyendo a la sociedad, a las grandes urbes, un ambiente sano, al defender y manejar nuestros recursos naturales. Que procuramos a estas mismas una forma de vida más sana, al evitar o reducir el uso de pesticidas y químicos. Que son las grandes empresas las que utilizan el glifosato y otros químicos que contaminan y ponen en grave riesgo a la madre tierra, la cuales dañan la salud de nuestros pueblos y nuestras familias.

Declaramos que no estamos en contra de aquellas iniciativas científicas, productivas, de innovación que contribuyan a mejorar nuestro ambientes, pero estamos en contra de todas aquellas empresas y gobiernos que más que buscar energía limpias o producción masiva para subsistencia alimentaria, promueven los monocultivos, como la soya transgénica, la palma africana, o megaproyectos como la extracción de minerales con las minas a cielo abierto o cerradas que vierten en nuestros ríos, mares y tierras químicos que contaminan y enferman, que con ello traen y provocan la muerte, resintiendo principalmente esto nuestros pueblos que dependen directamente y de primera mano de los recursos naturales. Que con todo su marco jurídico y sus constantes reformas jurídicas la cuales apoyan e incentivan   iniciativas de construir grandes obras como hidroeléctricas o aeropuertos, pretenden despojarnos de nuestros territorios y por ende de nuestros recursos naturales. 

En este largo caminar hemos tenido capacidad de resiliencia y de construcción de nuestra cultura, de defender nuestros derechos, de proteger nuestra identidad cultural, nuestros recursos naturales. Hemos sido capaces de construir procesos de vida y no de destrucción. Desmentimos que nosotros No somos los responsables de la contaminación de la destrucción de nuestros recursos naturales, por el contrario gracias a los conocimientos ancestrales de nuestros pueblos se defiende y se conserva de manera sustentable nuestros recursos naturales.

Declaramos que al igual que los pueblos y comunidades afrodescendientes o afroamericanos hemos sido sujetos de explotación de marginación, de la violación sistemática de nuestros derechos humanos y colectivos. Por lo mismo hemos establecido de manera espontánea o acordada formas de coordinación para acabar con la esclavitud, de luchar por la libertad, por nuestros territorios y derechos colectivos.

Declaramos que al igual que las comunidades afroamericanas que la pobreza, la extrema pobreza, la marginación y segregación No es nuestra responsabilidad. Exigimos que los Estados, Gobierno y Empresarios se retracten de seguirnos señalando y adjetivándonos que somos flojos, atrasados e ignorantes y de toda actitud de discriminación, porque detrás de este planteamiento está el racismo.

Declaramos que si bien la Organización Internacional del Trabajo a través del Convenio 169, o de Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas o de la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, esto NO es suficiente, requerimos de espacios propios en todas esas estructuras nacionales e internacionales se establezca una relación de equidad e igualdad.

Nos pronunciamos por:

1. Nuestra libre determinación de nuestros pueblos, para diseñar, planear, acordar e implementar nuestras formas organización, producir, realizar nuestras ceremonias, procurar nuestra justicia, para  El Buen Vivir para el Vivir Bien.

2. Nuestro Derecho a nuestros territorios y recursos naturales, como posesionarios, como propietarios originarios y ancestrales, como sus usufructuarios.

3.  Que los Estados y Gobierno reconozcan nuestros Sistemas Jurídicos o Normativos, para reglamentar, acordar y sancionar de acuerdo a nuestros usos y costumbres, a través de nuestras instituciones como son nuestros Consejos de Ancianos, Caciques  Comarcales, Jueces Indígenas, autoridades tradicionales e Intérpretes.

4. Porque los Estados, actúen en reciprocidad con respeto a nuestras formas de elegir a nuestras autoridades, representantes y reconocer a nuestros comunidades, municipios, regiones y estados como indígenas o afrodescendientes o afroamericanos.

5. Los Estados y Gobiernos, NO traten de imponer su visión educativa, nosotros también tenemos nuestras formas de capacitación y de enseñanza acorde a nuestra propia visión y de respeto a la humanidad.

6. Exigimos que los Estados y Gobiernos, NO actúen con su visión de exterminio de nuestras comunidades, tampoco de violencia, asesinatos, hostigamientos y represión generalizada y de manera individual o colectiva. Ya que también formamos parte de la sociedad.

7. Que NO renunciamos a nuestros derechos a la comunicación, a la información, al uso de todos los medios de comunicación que permitan el mejoramiento de nuestro Vivir Bien.

Por lo mismo nos Pronunciamos a no reconocer el 12 de octubre como un descubrimiento, tampoco como un encuentro de dos mundos. Tampoco promovemos el odio o el rencor por los atropellos, los genocidios las violaciones, o por los despojos, o por las injusticias de muchos órganos del poder judicial (de primera, hasta la suprema corte de justicia). Exigimos no únicamente el reconocimiento sino el respeto a Nuestros Derechos Colectivos y a nuestra LIBRE DETERMINACIÓN.

Para leer y descargar en PDF la declaración haga clic acá

_________________________________________________________________________

El Consejo Regional Indígena y Popular de XpujiL S.C. (CRIPX) es organización miembro de REDLAD, por eso hacemos eco de su pronunciamiento en esta fecha tan importante.