18 de octubre de 2017

Guatemala. Actualización


El activismo por la protección del medio ambiente está bajo constante amenaza en Guatemala. Tanto actores estatales como actores paraestatales son responsables de las restricciones al ambiente habilitante. Para la restricción a los derechos de asociación, reunión pacífica y expresión se utilizan diferentes estrategias.

En casos separados, Aura Lolita Chávez y el Comité Campesino del Altiplano en Cobán fueron sujetos de amenazas por parte de desconocidos quienes les exigieron terminar el trabajo que desarrollan (reporte 8). También en incidentes separados, el Centro de Acción Legal, Ambiental y Social de Guatemala (CALAS) y un grupo de periodistas independientes fueron víctimas de campañas de difamación por oponerse al desarrollo de proyectos mineros en diferentes comunidades rurales del país.

Abelino Chub Caal, Mariela Alvarez Sucup, Maria Magdalena Zarat, Aura Margarita Valenzuela actualmente enfrentan procesos judiciales por defender los derechos de sus comunidades a la vivienda, la tierra y el agua (reporte 9).

La dependencia económica del país de la explotación de recursos no renovables y la poca diversificación de las fuentes de energía, permiten que las compañías minero energéticas continúen con sus abusos y sean respaldadas por las autoridades estatales. Para más información de la situación de ambiente habilitante en Guatemala: https://monitor.civicus.org/country/guatemala/.