Se reúne el Consejo Coordinador

En esta reunión se ratifica a Rosa Quintana como Coordinadora General interina y se incorpora a Hernando Viveros como Coordinador de Sub Región Norte.

Avances en la Coordinación de Pueblos Originarios

Encuentro en ciudad de Panamá.

Avances en Coordinación Afro

Reunión con representantes de organizaciones que trabajan en temas de salud de afrodescendiente en la región.

Incidencia ante la OEA

Preparación para la Cumbre de las Américas

31 de marzo de 2017

Día Internacional de la Comunidad Transgénero


Por: Andrés Rivera, Coordinador de Diversidad Sexual

El Día Internacional de la Comunidad Transgénero es una festividad anual que tiene lugar el 31 de marzo, dedicado a la celebración de las personas trans y a la sensibilización en contra de la discriminación hacia las personas trans en todo el mundo. 

¿Visibilizarnos? Visibilizar y visibilizarnos a una sociedad y un mundo que aún no valora nuestros cuerpos y existencias. Visibilizarnos para tener derechos, para ser reconocidas como personas, seres humanos. Visibilizarnos para que los Estados creen políticas públicas inclusivas que nos permitan ser parte de la sociedad y la construcción social. Visibilizarnos para sensibilizar, educar e ir abriendo espacios dignos y respetuosos. Visibilizarnos para mostrar las realidades de niños, niñas y adolescentes trans cuyos derechos son vulnerados por el Estado, sus instituciones y algunos sectores de la sociedad. Visibilizarnos para que se respeten nuestros derechos humanos.

Un día para decir: "Aquí estamos vivas, vivos y luchando".

#DíaInternacionalDeLaVisibilidadTrans

24 de marzo de 2017

En el Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas


Este  24 de marzo se celebra el Día Internacional del Derecho a la Verdad, declarado por la Organización de Naciones Unidas, a veces muchos no sabemos u olvidamos el motivo que provoca esta declaración de homenaje mundial a continuación les transcribo lo contenido en la web de la ONU:

“El 21 de diciembre de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 24 de marzo como Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas.

El propósito del Día es el siguiente:
  • Promover la memoria de las víctimas de violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos y la importancia del derecho a la verdad y la justicia;
  • Rendir tributo a quienes han dedicado su vida a la lucha por promover y proteger los derechos humanos de todos y a quienes la han perdido en ese empeño;
  • Reconocer en particular la importante y valiosa labor y los valores de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, de El Salvador, quien se consagró activamente a la promoción y protección de los derechos humanos en su país, labor que fue reconocida internacionalmente a través de sus mensajes, en los que denunció violaciones de los derechos humanos de las poblaciones más vulnerables y su dedicación al servicio de la humanidad, en el contexto de conflictos armados, como humanista consagrado a la defensa de los derechos humanos, la protección de vidas humanas y la promoción de la dignidad del ser humano, sus llamamientos constantes al diálogo y su oposición a toda forma de violencia para evitar el enfrentamiento armado, que en definitiva le costaron la vida el 24 de marzo de 1980.
La Asamblea General de la ONU, en su resolución, invita a todos los Estados Miembros, a las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y a otras organizaciones internacionales, así como a las entidades de la sociedad civil, incluidas las organizaciones no gubernamentales y los particulares, a observar de manera apropiada el Día Internacional.”

Como reza la nota de la ONU uno de sus propósitos “Reconocer en particular la importante y valiosa labor y los valores de Monseñor Óscar Arnulfo Romero” del cual este día honramos el 37 aniversario de su martirio, ocasión en la cual debemos reflexionar que en estos años vemos nuevamente el retroceso de las libertades democráticas, el aumento del autoritarismo y nuevas formas brutales de violación de los DDHH en diversas latitudes del mundo, para reafirmar  nuestro deber de mantener la defensa férrea de los valores de humanidad, de sus derechos, y como ciudadanía profundizar nuestro compromiso con el fin a las violaciones de los DDHH en cualquier parte del mundo.

A continuación les comparto un artículo que hace honor a esta figura universal y que es una de las razones para la declaración de este día internacional:

El último día que vi a Monseñor.
Una característica que diferencia a los humanos del resto de las especies del planeta es que somos los únicos que despedimos con honra a nuestros muertos.
 Domingo 30 de marzo de 1980.

A media mañana la Plaza Barrios frente a Catedral rebalsaba de salvadoreños que habían venido de todos los rincones a despedir a su Héroe, su Mártir y su Voz: Monseñor Romero; el Altar del funeral se colocó en las gradas frente a la plaza y se había cerrado la verja de entrada para separar el Altar de la multitud, el féretro se encontraba inclinado y abierto viendo a los dolientes y rodeado por varias decenas de sacerdotes y religiosos.


En ese entonces trabajaba como fotoperiodista y me encontraba con Harry Matisson y otros colegas de la prensa; pese a lo tenso de la situación de esa época, por la represión gubernamental a las protestas populares y a una semana del asesinato de Romero, todo parecía indicar que el funeral se realizaría pacíficamente; pero, el odio a la fe, me daría una nueva bofetada de realidad en los siguientes minutos.

Me encontraba frente a las verjas de la gradas de catedral tratando de obtener las mejores imágenes para no perder la memoria de esos días, cuando se produjo la primera explosión, en una de las esquinas de la plaza; la multitud trato de mantener la calma escapando por las calles aledañas, segundos después se produce una segunda explosión en la esquina opuesta y seguidamente desde el palacio nacional , efectivos de la Guardia Nacional dispararon con fusiles G3 a la multitud, no había calles por donde escapar, se desato el pánico, el caos y una estampida humana salió empujando hacia el Altar de Catedral, y estaba cerrado.



Centenas quedamos atrapados en una salida que se convirtió rápidamente en una trampa mortal; las hojas del portón se habrían hacia afuera y la masa empujando hacia adentro provocaron decenas de muertes y heridos por aplastamiento.



Intente ayudar; como muchos que aun mantenian la cordura en medio de esa locura;  a rescatar a las personas de esa masa para que pudieran saltar la verja, hasta que me vi obligado a decidir entre morir aplastado o intentar saltar, manos anonimas me jalaron, empujaron y ayudaron a escapar de la muerte, minutos despues el porton fue derribado por la presion de la masa humana y termino de resguardase la gente al interior de Catedral; me quede afuera y retome mi trabajo de guardar la memoria con mi camara, como quede registrado en una fotografia tomada por un corresponsal extranjero.



La última vez que vi a Monseñor Romero estaba nuevamente tirado en las gradas del altar, rodeado por su sufrido y valiente pueblo, que sin dejarse vencer frente a esta masacre, levantaron su féretro en medio de balas, lo protegieron con sus cuerpos y lo resguardaron en las catacumbas de Catedral.
Nos habían asesinado a la Voz de los sin Voz, nos habían humillado y asesinado en su entierro, pero no les permitimos mancillar su cuerpo y su descanso en paz.
Este gesto de amor hizo a este pueblo ser parte de la humanidad; la única especie del planeta que honra y recuerda a sus muertos.
Gustavo Amaya
El Salvador


Fotos: Harry Mattisson y Keystone/ Getty

8 de marzo de 2017

Más que flores y chocolates, las mujeres necesitan garantía de derechos y una vida digna


Sin duda alguna hoy las mujeres del mundo gozan de muchos más derechos y reconocimiento que en épocas pasadas. La persistencia y lucha de miles y miles de ellas en décadas anteriores han hecho que actualmente muchas mujeres puedan acceder a lugares que antes estaban vedados por haber nacido con un sexo biológico determinado. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer. La brecha salarial y la violencia de género son ejemplos de que siguen siendo personas vulnerables en muchos lugares del mundo. Lastimosamente Latinoamérica y el Caribe son uno de esos lugares.

Según un informe de 2016 de la CEPAL, en promedio las mujeres de la región ganan un 25% menos que los hombres, en iguales condiciones laborales. En algunos países la diferencia es mucho más alta. Esta situación cambia dependiendo del nivel educativo de las personas empleadas.

Hay otras cifras preocupantes en materia laboral. Por ejemplo, en Argentina el 42% de las mujeres trabaja hasta 60 horas semanales sin recibir remuneración. En Brasil lo hace el 23% hasta 40 horas a la semana, mientras esa misma situación sólo la vive el 5% de los hombres brasileños. En Colombia, el 32% de las mujeres trabaja 50 horas semanales sin compensación económica de ningún tipo, pero a los hombres de ese país el porcentaje es del 9%. La disparidad es notable en la región.

En materia de violencia de género los datos son mucho peor. Según el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe, los países con mayor presencia de asesinatos de mujeres por razones de género son: Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Perú y República Dominicana. Y aunque existe un porcentaje alto de subregistro de los feminicidios y violencia de género en la región, algunos de los informes que la CEPAL ha hecho sobre el tema en nuestro continente arrojan cifras preocupantes: por ejemplo, para 2014, en Colombia 88 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas; 83 en Perú; 71 en República Dominicana; 46 en El Salvador; 25 en Uruguay; 20 en Paraguay, y 17 en Guatemala.

LAS FLORES SON BONITAS Y LOS CHOCOLATES SABEN BIEN, PERO LAS MUJERES NECESITAN MÁS QUE ESO. NECESITAN GARANTÍA DE DERECHOS. NECESITAN UNA VIDA DIGNA Y QUE SE RESPETEN SUS DECISIONES.

EN VIDEO - Mensaje de la Directora Ejecutiva de REDLAD