16 de marzo de 2018

Alerta Brasil: el espacio cívico amenazado


Marielle Franco  EFE

16 de marzo de 2016


Desde la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD) nos preocupan algunos hechos recientes de violencia en Brasil, y la problemática derivada de la expedición del decreto N° 9288 firmado por el presidente Temer el 16 de febrero, en el que se ordena la intervención federal de Río de Janeiro y se le otorgan a las fuerzas armadas ciertos poderes para restablecer el orden público, pero que no se dictan los límites a los mismos. Por lo anterior, varias organizaciones y otros actores sociales han mostrado su rechazo y descontento argumentado que la militarización de Río sólo traería más violaciones de derechos humanos, sobre todo en las zonas más pobres de la ciudad y persecución velada a algunos líderes sociales.

También es muy grave y profundamente preocupante el feminicidio de Marielle Franco el día 14 de marzo, el cual , que tiene todo los indicios de ser por motivaciones políticas. Franco era una de las más críticas a dicho decreto e intervención militar, concejal del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), y quien además era la relatora de la comisión que se encargaba de fiscalizar las acciones de las fuerzas armadas en el marco del decreto presidencial. Franco también era una reconocida activista lesbiana, afro y feminista por los derechos humanos, especialmente el de las mujeres.


Es por lo anterior que REDLAD:

- Exige a las autoridades competentes de Brasil investigar, denunciar y judicializar a los responsables, tanto materiales como intelectuales, del feminicidio de Marielle Franco.
- Exhorta al gobierno federal del presidente Michel Temer a reconsiderar el decreto no. 9288, retirar todas las competencia conferidas a las fuerzas militares y buscar otras vías para solucionar el grave problema de violencia que azota a Río de Janeiro.
- Exige a las autoridades brasileñas (federales y estatales) tomar todas las medidas y decisiones a que hubiera lugar para garantizar y proteger la vida de los activistas, defensores y líderes de derechos humanos del país, y especialmente de Río de Janeiro.
- Pide al Sistema Interamericano de Derechos Humanos - CIDH y Corte - tomar todas las medidas necesarias para proteger la vida e integridad de los activistas y defensores de derechos humanos en Brasil.