17 de diciembre de 2018

#SOSNicaragua - Llamado a la acción: ataque frontal contra la Sociedad civil y la prensa

NICARAGUA:
Llamado a la acción: ataque frontal contra la Sociedad civil y la prensa
(17 de diciembre de 2018)

La Red Latinoamericana por la Democracia, el Foro Ciudadano de las Américas y el Comité Directivo del Movimiento Mundial por la Democracia, desea llamar su atención sobre el ataque frontal que el régimen de Ortega, en Nicaragua, ha ejercido en los últimos días contra organizaciones de la sociedad civil, actores sociales y medios independientes.

Hace unos días la Asamblea Nacional decidió cancelar la personería jurídica de algunas importantes organizaciones sociales que no sólo tienen un trabajo de años en materia de derechos humanos y fortalecimiento de la democracia, sino que han sido críticas del gobierno Ortega. Algunas de ellas son el Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (Cisas), el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP), el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), Hagamos Democracia, CISAS, IPADE, CINCO, Instituto de Liderazgo de las Segovias y Fundación del Río.

Sin embargo, las represalias no se han limitado a la censura de su trabajo sino a la violencia física. El día viernes 14 de diciembre, esas mismas organizaciones y el medio de comunicación Confidencial han alertado cómo la Fuerza Pública ingresó a sus respectivas instalaciones para adelantar allanamientos arbitrarios y sin razón alguna.

Lo anterior, es una muestra de la grave crisis social y política por la que atraviesa Nicaragua y que viene lesionando las libertades individuales y derechos humanos de su ciudadanía. Según el CIVICUS Monitor, el estado del espacio cívico tiene una calificación de “Represivo” puesto que el “el ejecutivo ha podido seguir este curso de acción gracias a una mayoría del Congreso disciplinada y un poder judicial altamente partidista. La libertad de expresión está altamente vulnerada debido a la construcción de un imperio mediático en manos de la familia del presidente, la disciplina de los medios críticos mediante la asignación arbitraria de publicidad estatal, el secreto extremo y un control estricto sobre el flujo de información pública”.

Por otro lado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en informe de julio de 2018, advierte que para ese entonces “la acción represiva del Estado ha dejado al menos 212 personas muertas hasta el 19 de junio, 1.337 personas heridas y 507 personas privadas de la libertad registradas hasta el 6 de junio,  así como cientos de personas en situación de riesgo tras ser víctimas de ataques, hostigamientos, amenazas y otras formas de intimidación”.

En general, Nicaragua maneja índices de violencia política y represión policial e institucional que se pueden comparar con los de una dictadura y no con los de un país en democracia.

¡LLAMADO A LA ACCIÓN!

Las organizaciones mencionadas, sus miembros y aliados en el mundo, hacen un llamado a:

1. Las naciones miembros de Naciones Unidas, respetuosos de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y por lo tanto se han comprometido a “asegurar el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales” incluyendo los derechos de pensamiento libre, a una justicia independiente e imparcial, al trabajo; las libertades de opinión y de expresión, libertad de reunión y de asociación pacíficas; y las prohibiciones de detención arbitraria, privación arbitraria de la propiedad, injerencia arbitraria en asuntos personales, ataques a su honra o a su reputación. Todos, derechos, libertades y prohibiciones, están siendo violados en Nicaragua en este momento.

2. Las naciones que a su vez son miembros la Organización de Estados Americanos, firmantes de la Carta Democrática interamericana, que les obliga a promover y defender el derecho a la democracia consagrado para todos los pueblos de América, incluyendo los derechos humanos y las libertades fundamentales como elementos esenciales de la democracia representativa, y el respeto por los derechos sociales y la libertad de expresión y de prensa, como componentes fundamentales del ejercicio de la democracia.

3. Las naciones que hacen parte del Consejo de Gobierno de la Comunidad de las Democracias, respetuosos de la Declaración de Varsovia y de los Estándares de la Sociedad y por lo tanto se han comprometido:

- Coordinar efectivamente los esfuerzos para proteger y fortalecer la sociedad civil.
- Oponerse a cualquier política y práctica que obstaculicen a la sociedad civil.
- Realizar acciones diplomáticas coordinadas, siempre que sea necesario apoyar el espacio de la sociedad civil en los países, que lo amenacen.
- Defender las libertades fundamentales de expresión, asociación y reunión pacífica, sin discriminación de ningún tipo

En virtud de dichos compromisos, se les solicita considerar las siguientes acciones:

A. Exigir a Daniel Ortega y otras instituciones del régimen de gobierno:

- Cesar la represión contra las organizaciones sociales y sus miembros;
- Devolver la personería jurídica a las organizaciones a las cuales les fue cancelada;  
- Devolver los elementos que le fueron confiscados a las organizaciones allanadas;
- Resarcir el daño físico realizado en tales allanamientos.

B. Exigir a la Organización de Estados Americanos y sus países miembros:

- Que su Secretario General adelante acciones contundentes de rechazo a la situación de represión de sociedad civil y vulneración de la democracia en el país, así como de manera tan férrea ha hecho con otros regímenes dictatoriales en la región.
- Atender los principios de la Carta de la OEA, en concordancia con la cláusula democrática, y suspender la participación de Nicaragua en las sesiones de la Asamblea General, de la Reunión de Consulta, de los Consejos de la Organización y de las conferencias especializadas, de las comisiones, grupos de trabajo y demás órganos de la Organización.

C. Compartir este llamado con otras redes y misiones diplomáticas, para buscar acciones diplomáticas conjuntas y solidarias.

Las vidas y dignidad de miles de personas, así como la defensa de la ciudadanía, la sociedad civil y las instituciones democráticas, no sólo de Nicaragua, de toda la región, dependen de esto.  

13 de diciembre de 2018

ALERT: the Nicaraguan State represses social organizations


National Assembly

December 12, 2018

Nicaragua is still in a political crisis and state repression against civil society and its citizens is deepening.

Between the end of November and during the first days of December, the National Assembly has decided, authoritatively, to cancel the legal status of several social organizations that have done important work in the country and that have been critical of the current government.

Among these organizations, persecuted by the regime of Ortega and his party, are Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (Cisas), Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP), Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) and Hagamos Democracia.

The above demonstrates that there are currently no intentions of democratic dialogue on the part of the government and its allies to overcome the current crisis and that, on the contrary, political and institutional reprisals by the ruling elite against anyone who dares to criticize them.

Taking into account this situation, from the Latin American and Caribbean Network for Democracy (REDLAD):

- We demand that both the National Assembly and the other Nicaraguan state authorities cease their persecution of the critical organizations and activists of the government, and restore the legal personality that has been canceled.
- Urges the government of Daniel Ortega to undertake a true broad and democratic dialogue with all sectors of civil society for the welfare of the country and its inhabitants.

- Requests the international community, multilateral institutions and civil society from all Latin American countries to support the work that Nicaraguan organizations have done to strengthen democracy and defend human rights.

12 de diciembre de 2018

ALERTA: el Estado nicaragüense reprime organizaciones sociales

Asamblea Nacional de Nicaragua

12 de noviembre de 2018

Nicaragua sigue en crisis política y la represión estatal contra la sociedad civil y sus ciudadanos se profundiza cada vez más.

Entre finales de noviembre y durante los primeros días de diciembre, la Asamblea Nacional ha decidido, de manera autoritaria, cancelar la personería jurídica de varias organizaciones sociales que han hecho importantes trabajos en el país y que han sido muy críticas del actual gobierno.

Entre dichas organizaciones, perseguidas por el régimen de Ortega y su partido, se encuentran el Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (Cisas), el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP), el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) y Hagamos Democracia.

Lo anterior demuestra que no existen, por el momento, ánimos de diálogo democrático por parte del gobierno y sus aliados para superar la crisis actual y que, por el contrario, persisten las represalias políticas e institucionales por parte de la élite gobernante contra todo aquel que se atreva a criticarles.

Teniendo en cuenta dicha situación, desde la Red Latinoamericana y del Caribe por la Democracia (REDLAD):

- Exigimos que tanto la Asamblea Nacional como las otras autoridades estatales de Nicaragua cesen su persecución a las organizaciones y activistas críticos del gobierno, y que restauren las personerías jurídicas que han sido canceladas.
- Insta al gobierno de Daniel Ortega a emprender un verdadero diálogo amplio y democrático con todos los sectores de la sociedad civil en pro del bienestar del país y sus habitantes.
- Solicita a la comunidad internacional, la instituciones multilaterales y a la sociedad civil de todos los países de América Latina a respaldar la labor que las organizaciones nicaragüenses han hecho por el fortalecimiento de la democracia y la defensa de los derechos humanos.

10 de diciembre de 2018

70 años de pacto por los derechos humanos


10 de diciembre de 2018

No cabe duda de que, a pesar de todas las vicisitudes, guerras y amenazas que aún siguen latentes, hoy por hoy somos mejores personas y mejores sociedades que antes. Hemos avanzado como humanidad en muchos aspectos, en otros tal vez no; hemos quedado estancados o simplemente no hemos hecho lo debido. Sin embargo, los grandes avances se los debemos al reconocimiento y defensa de los derechos humanos.

El reconocimiento de los derechos humanos es más que una declaración; representa una victoria por y para nosotros y nosotras.

Hoy que se cumplen los 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, desde la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD) queremos reconocer lo mucho que significan para nuestros países que hace casi un siglo, como humanidad y como naciones, nos hayamos puesto de acuerdo en un marco de reivindicaciones que reconocen la dignidad e integridad de las personas. Son los derechos humanos la base y razón de nuestro existir como red de organizaciones y activistas.

Asimismo, queremos seguir poniendo en alerta la actual situación de nuestra región. Según diferentes índices, informes o reportes sobre el estado de los derechos humanos, libertades o espacio cívico en el mundo, América Latina y el Caribe son uno de los lugares más peligrosos o menos seguros para el rol de activista, y en muchos países los derechos humanos son constantemente violados o vulnerados, tanto por agentes ilegales como por el mismo Estado.

De acuerdo al Monitor CIVICUS, iniciativa de la cual hace parte REDLAD, menos del 1% de los países de nuestra región gozan de un espacio cívico abierto, es decir, en uno en el cual la sociedad civil puede ejercer sus libertades de expresión, asociación y reunión sin temor alguno. Mientras tanto, la mayoría de los países tienen una clasificación de “reprimido” u “obstruido”.

Debemos reconocer, entonces, que a pesar de los avances aún nos falta mucho para consolidarnos como sociedades democráticas y Estados de Derecho con instituciones fuertes y ciudadanías libres. En REDLAD venimos trabajando por eso desde hace más de 10 años. En la actualidad somos la secretaría técnica del Foro Ciudadano de las Américas, un espacio hemisférico de sociedad civil que busca fortalecer las capacidades de incidencia en escenarios multilaterales. Asimismo, trabajamos con grupos poblacionales como afrodescencientes, indígenas y LGBTI para visibilizar sus luchas y ayudar a empoderar sus voces, desde diferentes proyectos y en varios países de la región.

En esta década nos hemos venido configurando como un agente de cambio que hace posible espacios de diálogo y de defensa de los derechos humanos de todos y todas, pero sobre todo de las personas más vulnerables y vulnerabilizadas de nuestros países.

Hoy, cuando se cumplen los 70 años de la Declaración, queremos honrar a todas las personas que a través de sus luchas, movimientos y reivindicaciones han hecho valer nuestros derechos.

Miramos hacia adelante conscientes de lo mucho que nos falta, pero también miramos hacia atrás para reconocer todo lo logrado por aquellos que quizá ya no están, pero que gracias a ellos y ellas seguimos acá, con vida y ganas de seguir luchando.

Por otros 70 años en los que podamos hacer realidad los derechos humanos de muchas personas en todos los lugares de nuestro continente y el mundo.

Coordinación General y Dirección Ejecutiva

REDLAD

9 de diciembre de 2018

ALERTA: El nuevo gobierno cubano censura el arte


Foto: Facebook personal
9 de diciembre de 2018

Este año ha sido de varios cambios para Cuba, el nuevo gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel comenzó funciones en abril y ya hay críticas importantes sobre su gestión. En agosto anunció regulaciones para el sector artístico en la isla y firmó el decreto ley 349 que ha entrado en vigencia en diciembre.

Dicha normativa contraviene la libertad de expresión y pretende censurar cualquier muestra artística que pueda ser crítica en lo más mínimo al gobierno y las instituciones del Estado cubano. Le exige a los artistas poner a consideración del Ministerio de Cultura cualquier muestra que se quiera hacer en espacio público para que sea dicha entidad quien autorice o no su ejecución, lo cual contraviene los mínimos derechos de las personas.

A raíz de la entrada en vigencia del decreto ley un grupo de artistas decidió manifestarse pacíficamente frente al Ministerio de Cultura, pero las fuerzas de seguridad del Estado reprimieron la protesta y detuvieron sin razón alguna.

Por lo anterior la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD):

- Insta al gobierno de la República de Cuba a reconsiderar el decreto ley 349 en pro de garantizar plenamente la libertad de expresión artística.
- Exige que se garantice el derecho a la protesta pacífica y la libertad de asociación y reunión de los artistas.
- Se solidariza con los artistas cubanos que ven vulnerados sus derechos a raíz de la entrada en vigencia del mencionado decreto.
- Solicita a las autoridades cubanas a dejar de reprimir a las personas que protestan pacíficamente y a que cesen las detenciones arbitrarias.
- Solicitamos a las instancias y comunidad internacionales para que tomen las medidas necesarias en pro de garantizar la libertad de expresión de los artistas en la isla.