6 de julio de 2017

Tendiendo puentes para acciones de incidencia regional


  

Una de las líneas de acción de REDLAD es la de incidencia política regional para la promoción y defensa de los derechos humanos y el fortalecimiento democrático en la región, enfocada en la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

En las acciones de incidencia que hemos impulsado en el marco de los espacios oficiales de participación para sociedad civil de la OEA (Asambleas y Cumbres de las Américas, especialmente) nos hemos encontrado con múltiples obstáculos que van desde la existencia de escenarios que se disfrazan de participativos e incidentes, que en realidad se configuran como consulta ligera a los diferentes actores sociales, hasta disputas al interior de la misma sociedad civil. 

En cuanto a estas últimas, las principales que se han generado han sido las de grupos neoconservadores, en muchos casos apoyados por iglesias o comunidades basadas en la fe, con agendas de exclusión y resistencia a los derechos humanos. Estos, han surgido tras el avance de agendas de ampliación del reconocimiento de derechos y libertades fundamentales (como aquellas asociadas a los derechos sexuales y reproductivos) y a minorías tradicionalmente invisibilidades, como pueden ser las personas LGBTIQ. Han logrado cooptar espacios nacionales y regionales, que en este momento se encuentran afectando la estabilidad democrática y la garantía de derechos ya alcanzados por parte de millones de ciudadanos en gran parte de los países de la región.

En varios países estas ‘dimensiones confesionales de expresiones políticas’ han estado avanzando en la creación de coaliciones, la reforma legislativa y la oposición a políticas públicas progresistas. A su vez, en el escenario interamericano, en las últimas Asambleas de la OEA se ha podido ver el alcance cada vez más ordenado, sistemático y eficaz de estos movimientos, que en su mayoría han entorpecido los escenarios de debate de sociedad civil, como ocurrió en junio del 2016 en Santo Domingo, República Dominicana. Allí, no sólo protagonizaron hechos de violencia hacia personas LGBTI que participaban en la sesión, entorpecieron el debate en varias mesas de trabajo y sabotearon por completo las mesas de género y derechos humanos. 

En un esfuerzo por encontrar nuevos caminos para el diálogo entre diferentes posiciones al interior de la sociedad civil latinoamericana, que logre, además, proteger los derechos y reivindicaciones ganados por parte de la comunidad LGBTI y aquellos asociados con los derechos sexuales y reproductivos, Redlad ha empezado a avanzar en la discusión sobre el lugar público de lo religioso.

Este camino empezó en noviembre del 2016 en un encuentro de activistas LGBTI celebrado en Santiago, Chile, en el marco del cual se realizó un diálogo entre estos y estas activistas y representantes progresistas del mundo religioso. Una de las conclusiones del encuentro es la necesidad de crear mayores acercamientos entre ambos mundos, así como una mejor comprensión del tema.

Para avanzar en ese sentido, encargamos a Nicolás Panotto, Director general del Grupo de Estudios Multidisciplinarios sobre Religión e Incidencia Política ­ GEMRIP, licenciado en Teología, Magíster en Antropología Social y Política y doctorando en Ciencias Sociales (FLACSO Argentina), que avanzara en la construcción de una contextualización del debate y algunas recomendaciones desde la teología válidas y útiles para la sociedad civil.


Compartimos, entonces, el documento de diálogo 'Religiones, política y estado laico: nuevos acercamientos para el contexto Latinoamericano', que pretende ser un punto de partida para nuevas acciones de diálogo e incidencia de REDLAD.