25 de enero de 2018

ALERTA Venezuela: unas elecciones poco transparentes y garantistas

Foto: www.prensacanada.com

25 de enero de 2018
El pasado martes 23 de enero de 2018 la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela aprobó la celebración de elecciones presidenciales para el próximo 30 de abril del presente año. Por lo anterior, la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (REDLAD) manifiesta su profunda preocupación por esta decisión de la cuestionada institución, puesto que carece de todas las garantías necesarias que un proceso electoral requiere y los estándares hemisféricos e internacionales han establecido para cualquier democracia de la región.

Por otro lado, el hecho de que las elecciones se programen para una fecha tan próxima y por medio de una Asamblea Constituyente que ha sido cuestionada en su legitimidad y proceder, tanto por la oposición política del país como por la gran parte de la ciudadanía, le resta credibilidad y transparencia a las mismas.

REDLAD se suma a las voces venezolanas e internacionales que desconocen este llamado a elecciones, por lo que:

1. Exige al gobierno de Nicolás Maduro suspender el llamado a elecciones presidenciales.

2. Demanda, nuevamente, que se restituyan los poderes legislativos a la Asamblea Nacional democráticamente elegida.

3. Sigue sin reconocer la legitimidad de la Asamblea Nacional Constituyente y por lo tanto de cualquier decisión que se emane de ella.

4. Apoya la declaración que el Grupo de Lima publicó el día 23 de enero en la que exige “que las elecciones presidenciales sean convocadas con una adecuada anticipación, con la participación de todos los actores políticos venezolanos y con todas las garantías que corresponda, incluida la participación de observadores internacionales independientes.

5. Unas elecciones que no cumplan estas condiciones carecerán de legitimidad y credibilidad”.

6. Solicita a la comunidad internacional y a la sociedad civil del continente rechazar de manera categórica este intento de comicios electorales, que lo único que provocan es la profundización de la crisis política y social que vive Venezuela.